12.11.10

narracionálisis

los ojos de gabriel son bellísimos. Siempre me encantaron sus ojos, y nunca lo vi llorar.
la última vez que lo visité estaba exultante, contaba sobre sus experiencias sexuales como un chico que le cuenta a sus amiguitos algo que lo desborda. Lo escuché con atención, sabiendo que podía dejarlo en evidencia. Contaba lo mismo de siempre, algo excitante y absolutamente ridículo y hasta disgustante. no vale mucho la pena contarlo. pijas, culos, acabadas, temores.

Me acuerdo cuando escuché a Gabriel cogiendo, el estaba dentro de una habitación minúscula y yo completamente dado vuelta, del otro lado de la puerta, muriéndome de ganas de espiar, de descubrir qué escondía ese griterío...
él no se sabía escuchado... por suerte me mantuve en mi silla, sabiendo que mi mera presencia hubiese roto el encanto de la animalidad...

El punto es que me siento igual de condenado que él. La única razón que puedo admitir para seguir el baile, es que existe la posibilidad de una revolcada diaria.
Creo que en la juerga del sexo, los abrazos, los golpes, las palabras, las tonterías, los besos, los mordiscos, pueden ser completos. los detalles resultan absolutos. La humanidad es humana, en una buena revolcada.

Lo absoluto sugiere reflexionar acerca del amor...
el amor, es una pija parada todos los días...por el mismo culo, la misma concha y la misma mamada... aunque sólo sea una esperanza...
o una concha mojada...por la misma chota, la misma chupada, etc...

también es lo mamífero...que es extraño, porque se nos escapa,..
es la condición de humanidad, que nos injertaron en el cerebro, antes o después, pero injertado...
mamiferos, muchos "juntitos, mejor"....
"el hermitaño, sufre"...injertado...

la incógnita, es si es posible desfamiliarizarse..., syd por ejemplo, se fue a la casa materna a desfamiliarizarse de la familia humana...
ahora que lo pienso, quizás era solo un lugar para él, un presente..

presente...
eso es el amor,,, ahora caigo.,..
estar acá,...queriendo estar acá...
amar lo que me rodea...lo que me hace posible y lo que hago posible...
todo está reunido aquí por una atracción de amor, con la que los objetos estamos facultados...
atraemos...y distraemos, y retraemos, y todo es en cuanto uno,..

creo que llegué a una nueva conclusión...

4 comentarios:

nadie dijo...

una de las mejores conclusiones que leí jamás.

Es por ahí y este texto es bellísimo.

y marca una etapa nueva

Anónimo dijo...

que bueno que estes encontrando la salida del laberinto...

Allá dijo...

ojalà...

las dos cosas...

Claudia Brancati. dijo...

Mejor imposible. Yo me quedo pensando en qué es lo que me hace posible y lo que hago posible, y en ir a desfamiliarizarme a la casa de mi mamá. Me falta tanto para lo otro.
abrazos