3.6.10

Segundo Didetrónix (alado)

suena la música, no está muy fuerte que digamos. muevo los codos estupidamente, nunca se me dio bien bailar. eso ya no importa, estoy sólo y aún así, la escritura, me relame como un perro en busca de amo.
La calefacciòn dispone gratamente mis pensamientos y mis ganas de seguir...no obstante mis manos estan frìas, el teclado, roto en el shift me dificulta el uso de mayúsculas y los acentos ocasionalmente salen al revès.

(no es casual que estès leyendo esto, y lo sabès.)

Te trajiste hasta acà adentro. esas parèntesis y este suspenso.
estamos encerrados en la nada regodeante de los deseos edìpicos.
la voluntad es ficcional y los gatos parecen saber màs de nuestros miedos que de sí mismos. eso resulta fatal a esta hora y a la que le sigue.
suena el teléfono. un pasado de rosca que me dice que quiere ser publicado. quiere que lo lea. sòlo un pasaje me resulta genial....el resto es pura mierda
lo transcribo.
"Nadie puede vivir sin importarle porquè deberìa estar vivo"

otra vez se conecta conmigo esa entidad.
o sea, alguièn lo está logrando....
Nadie lo hace posible, Nadie es una voluntad...

no me miento respecto a mis deseos y dirijo mi voluntad a ser nadie
salgo
hay unos muchachos tocando musica en la misma esquina, no se percatan de que estoy cantando junto a ellos, soy uno más y asì me coloco justo en sus puntos de fuga, fuman hierba para gozar del momento, me siento un punk, borro rapido, "soy nadie"
trago ese dulce humo, y me dejo llevar como un animal de la manada, miro a una regordeta atractiva que sabe de mi bùsqueda sin saberlo, pienso "okey, no es tan tarde, si fracasas quedan chances"
la saco a bailar en medio de la calle, y la hago reìr por primera vez. sexytrónix, confusiòn, òsmosis.
escalera teta bebès silencio shhh, despacito que se me despiertan los nenes,
mi pierna està agotada, el peso de la gorda es brutal y le vomito la cama. me echa sin mimos, estoy de nuevo en la calle
veo una puerta verde. se parece a la casa de mi infancia, pero no puedo entrar. el timbre me lo reponde un telemarketer, me pregunta si estoy de acuerdo con la invasiòn a chechenia, le preguntè ¿la primera?
no se
es de dìa
un pibe està yendo al jardìn comprendiendo algo màs que yo acerca de la felicidad, se rìe apropiadamente, y hay luz en sus gestos.
apreciar esa luz no me gratifica. de hecho siento el peso terrible de acceder a esas visiones intachables. quiero un helado.
duermo en la plaza. creo que sabrìa como llegar a casa, pero me miento

y a vos tambièn

3 comentarios:

nadie dijo...

Bailando en un depto calefaccionado, terminó bailando y escupiendo vomito por allá.

Lo maravilloso de sentirse libre, sin calorías para volar un poco mas alto.

Será que hay q dejar el ego, luchar siempre contra ese alter que siempre dice la verdad, para poder viajar un poco a la mentira, es lo unico que nos puede salvar.

Ashelen dijo...

Hola!
vi tu cometario, pero intentando torpemente borrar el comentario siguiente al tuyo borre todos los comentarios y me quede sin ellos!
esta bueno expresarse y crear!
te mando un beso
Aye

Cristal dijo...

"Nadie puede vivir sin importarle porquè deberìa estar vivo"

Nadie...y sin embargo, todos.